Verse, sentirse, encontrarse.

Un punto importante que queríamos abordar y que nos llega a través de las redes versa sobre la búsqueda activa y compulsiva para matar el rato, aprovechar el tiempo, vez de poder escucharnos y decidir. Parece que tenemos que estar todo el rato ocupados, haciendo cosas, mejor sin son productivas y después las podemos sacar una foto para mostrar.

Nosotras queremos abogar por la necesidad de aburrirse como modo de fomentar habilidades: creatividad, resolución de problemas, autoconocimiento y reflexión.

No estamos acostumbrados a dedicarnos tanto tiempo ni tanto espacio. De hecho asusta encontrarse con uno mismo, tantas veces, tan seguido a lo largo del día, ¿verdad? Parece que poquito a poco a vas encontrando pequeñas partes de ti que te devuelven más oscuridad que luz. 

Ante la asunción de situación que tenemos, nos parece importante reformular poder llegar a ver la crisis como oportunidad de cambio y crecimiento. Para desechar y, después, incorporar.

Después del dolor, de la pérdida, de la muerte, hay salida.

Jadra A. Sanz

M-22844