Reforzadores positivos

Reforzadores positivos


¿Sabías que existen cinco reforzadores positivos muy potentes de los que, generalmente, casi todos hacemos uso para calmarnos?

Un reforzador positivo es un estímulo que nos resulta gratificante y que hace que se reitere determinado tipo de conducta. Es como un premio. Por ejemplo: si me siento estresado y salgo a correr puede que después esté más tranquilo, por lo que el deporte funcionará como un reforzador positivo ya que hará que la conducta de correr se repita muy a menudo, o siempre que esa persona se encuentre nerviosa como modo de tranquilizarse. 

De tal manera que los 5 reforzadores más potentes serían:

  1. La comida
  2. El alcohol
  3. Las drogas
  4. El deporte
  5. El sexo

Como decimos, tienen un gran poder de calmarnos, sea con nosotros mismos o con el otro. Es decir, nos autoregula (en soledad) o nos coregula (en compañía). Por eso, cuando alguien hace un consumo de alcohol o comida frecuente, hay que hacer un buen análisis para determinar. No todas las veces hablamos de adicción. Es más bien una incapacidad de poder poner en palabras lo que nos ocurre o de no obtener soluciones a lo que nos preocupa. Es por eso que intentamos tapar un problema con algo que nos hace sentir bien momentáneamente, olvidándonos de que aquello que no está resuelto antes o después aparecerá para que lo atendamos.

Si notas que esto te resuena, no dudes en pedir ayuda. Estamos para ello.

Hay salida.

Jadra A. Sanz

M-22844