Factores de riesgo del suicidio (parte 3 y última).

Como decíamos hace unas semanas, el suicidio es contemplado como una solución ante el sufrimiento prolongado. En este sentido, puede ser importante conocer que hay ciertos factores de riesgo y precipitantes que disparan la posibilidad de que aparezcan este tipo de ideas como crisis en la familia (duelos, divorcios…), problemas con el grupo de iguales, abuso de sustancias…

Aunque en porcentaje, las mujeres suelen intentarlo más que los hombres, ciertamente los hombres lo consumen 3 veces más que ellas, entre otras razones, por el tipo de método que utilizan.

Asimismo, también ser conscientes de que hay ciertos factores o señales de alerta para detectar si alguien importante para nosotros puede estar pasando por esta situación:

  • Verbalizaciones sobre sí mism@ (“estarían mejor sin mí”, “estoy cansado de luchar”…), sobre el futuro (“nada va a mejorar nunca”, “mi vida no tiene solución«) o incluso despedidas (“quiero que sepas que me has ayudado todo este tiempo…”).
  • Conductas con cambios repentinos en su forma de comportarse, lesiones, aislamiento, consumo de drogas, regalo de objetos personales…

Por tanto, de nuevo, si conoces a alguien que creas que se pueda estar sintiendo así, pide ayuda, el suicidio se puede prevenir. Podemos ayudarte.

Hay salida.

Marina Marhuenda

M-34252