El suicidio, una realidad silenciada. (Parte 1)

El suicidio, una realidad silenciada. (Parte 1)

El suicidio es una realidad silenciada. A veces, es necesario entender el sufrimiento del otro para observar que el suicidio es únicamente la solución que encuentra el individuo ante una situación personal que percibe como insoportable tras haber estado tiempo sufriendo.

Para poder ayudar a personas que están pasando por este sufrimiento, es necesario conocer ciertos mitos para mejorar nuestra aproximación al tema:

  • Quién se suicida, quiere matarse. FALSO. La intención que esconde el suicidio es dejar de sufrir por algo que llevan sufriendo muchísimo tiempo; y en estos casos, la muerte se muestra como una solución permanente a ese dolor.
  • Los que expresan su deseo de acabar con su vida, nunca lo hacen, y los que quieren hacerlo, no lo dicen. FALSO. 9/10 personas que lo han intentado expresaron verbalmente sus propósitos a alguien.
  • Hablar de suicidio puede dar ideas de hacerlo. FALSO. Hablarlo reduce la probabilidad dado que hablar es una forma de regularnos emocionalmente
  • El verdadero suicida desea morir, nada lo va a impedir. FALSO. Una persona con ideación suicida suele estar ambivalente durante un período de tiempo, lo que hace necesario y urgente buscar ayuda en el momento en el que veamos que una persona o nosotros mismos estemos teniendo este tipo de ideas.

Es fundamental entender que, en ocasiones, la mejoría no siempre es una señal de protección dado que la persona puede haber tomado la decisión y, por tanto, experimentar cierto alivio por tener claridad en las ideas y haber disminuido la incertidumbre.

Si conoces a alguien que creas que se pueda estar sintiendo así, no dudes en contactar con nosotras, podemos ayudarte.

Hay salida.

Marina Marhuenda

M-34252

MIEDOS EVOLUTIVOS INFANTILES

MIEDOS EVOLUTIVOS INFANTILES

Hoy vamos a hablar de los miedos evolutivos.

¿Qué es el miedo? Es una respuesta emocional de algo real e imaginario, que lo percibimos como una amenaza o un peligro.
Los miedos evolutivos forman parte del desarrollo infantil, y en realidad tienen una función protectora y sociabilizadora según la edad. A medida que los niños van creciendo y desarrollándose madurativamente van desapareciéndose de forma gradual si existe un entorno que refuerza su seguridad.

Entonces, ¿cuáles son estos miedos según la edad ?
⁃ 0-6 meses: ruidos fuertes y sensación de que caerse sino hay soporte
⁃ 7-12 meses: separación figuras de apego y personqs desconocidas
⁃ 1 año: separación figuras de apego y daño físico
⁃ 2-4 años: animales pequeños e insectos, tormentas.
⁃ 4-8 años: oscuridad, criaturas imaginarias (brujas, fantasmas…)
8-10 años: catástrofes, daño físico/muerte, hacer el ridículo y a suspender.
10-12 años: accidentes, enfermedades, rendimiento escolar, conflicto entre los padres.

En el caso de que tu hij@ esté experimentado alguno de estos miedos, es importante:


⁃ No criticarle, castigarle o ridiculizarle.
⁃ Hablar de su miedo y que se sienta escuchado.
⁃ No exponerle de forma brusca, esto puede intensificarlo. Es preferible que sea gradual y paulatino.
⁃ Reforzarle cada pequeño acercamiento, esto le hará sentirse capaz.
⁃ Hacer de modelo, aprendemos observando cómo lo hacen los otros.


Sí tienes alguna duda al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotras. Podemos ayudaros a entender qué está pasando.

Hay salida

Rocío Moreno

M-29813

Actitud positiva vs negación emocional

Actitud positiva vs negación emocional

» Todo es cuestión de actitud…»

¿Tú que crees? ¿Te remueve escuchar esta expresión o, por el contrario estás de acuerdo con ella?

En un tiempo en el que el mundo se rige por la cultura del positivismo, desde la psicología la consideramos un tanto arriesgada y peligrosa.

Se sabe que estar muy expuesto a este tipo de mensajes y lemas va a propiciar sentimientos de culpabilidad y responsabilidad en muchas personas que, a pesar de sus intentos y esfuerzos, no sacan a flote un proyecto, o no afrontan una vicisitud, sea ésta de la índole que sea. Cuando se manifiestan frases del tipo “Con buena actitud y una sonrisa, todo se puede” estamos dejando de lado aspectos cruciales de las historias de vida de cada uno.

Por ejemplo:

  • Een qué familia nos hemos criado.
  • Con cuántos miembros.
  • Qué relación había entre ellos.
  • Cómo se expresaban las emociones y se encaraban los conflictos.
  • Así como el tipo de entorno social, entre otros, son de suma importancia y van a determinar si me hundo o no me arredro ante las dificultades.

Al final, la resiliencia, que es esta palabra tan de moda que se refiere a la capacidad de sobreponerse, no es algo con lo que nazcamos ya determinado (como puede ser el color de los ojos) sino algo que se genera ante la exposición. Es decir, es raro que seas resiliente  si no has tenido que enfrentarte a grandes dificultades. Y en cambio, puede que, a base de ir pasando por ellas, hayas ido aprendiendo a sobrellevarlo mejor.


Por lo que, la actitud positiva es algo muy valioso y que ayuda mucho, pero no siempre es una opción. A veces, también es muy necesario abandonarte a esas emociones difíciles de experimentar y transitar un camino oscuro en el que al final quizá si esté ese arcoíris maravilloso que tanto nos venden.


Sabes que puedes contar con nosotras.

Hay salida.

Jadra A. Sanz

M-22844

Círculo de seguridad

Círculo de seguridad

Seguramente ser madre o padre sea una de las tareas más difíciles en las que nos podamos embarcar en nuestra vida. Ser responsable de un ser humano que depende totalmente de ti para su supervivencia hace desplegar todas nuestras estrategias de cuidado e instintos más animales de protección.

Esta tarea se complica al encontrarnos con millones de teorías y tendencias de crianza. Siguiendo un sistema u otro, unos padres siempre van a hacer lo que crean más adecuado para el desarrollo y bienestar de su hijo/a; eso significa detectar e inferir lo que, desde bebé, necesita cuando aún no está desarrollado el lenguaje verbal.

Para que un niño pueda convertirse en un adulto que pueda confiar tanto en sí mismo como en los demás y moverse por el mundo satisfactoriamente, necesita, además de un cuidador que le brinde consuelo y que sea un refugio seguro que le proteja, conforte y organice sus sentimientos; que su figura de referencia sea una base segura que le proporcione estímulos y una puerta abierta al mundo a explorar. Es decir, el niño/a necesita sentirse seguro, saber que puede explorar y relacionarse con el mundo externo porque tiene un cuidador que estará siempre que lo necesite disponible para protegerlo; de este modo explorará el mundo dentro de un círculo de seguridad.

Esta tarea puede resultarnos a veces complicada si, como adultos, vivenciamos nuestro mundo como peligroso, pues probablemente sea como nos han enseñado a verlo cuando éramos pequeños. Es fundamental ser consciente de nuestras propias dificultades para modificarlas en la crianza de nuestros hijos.

Hay salida.

Sara R. Paredes

M-34577

La depresión, el segundo trastorno más frecuente

La depresión, el segundo trastorno más frecuente

El 13 de enero fue el día mundial de la depresión. Todo el mundo habla de qué es la depresión, y aproximadamente un 30% de las personas la sufre de primera mano, siendo el segundo trastorno mental más diagnosticado después de la ansiedad.

La depresión puede ser la causa de numerosas situaciones a lo largo de la vida del individuo. Es fundamental entender que no hay una explicación de estas causas cuando se afirma que una persona “está triste porque está deprimida”. La tristeza se asocia con depresión pero en ningún caso la explica, sino que es lo que debe ser explicado. La depresión es, en la mayoría de los casos, el resultado de todas las vivencias experimentadas durante el camino, cuánto más adverso haya sido, más fácilmente se puede desarrollar. La adversidad no solo depende de que algo haya sido objetivamente impactante a nivel emocional para la persona, sino que a nivel subjetivo vemos cómo las distintas interacciones interpersonales que ha podido vivir con las figuras de referencia también permiten explicar la visión que desarrolla del mundo, de sí mismo y de los demás durante esa etapa. Si conoces a alguien que está pasando por esto:

  • No ignores los comentarios relacionados con hacerse daño
  • Intenta que realice actividades fuera de casa
  • Ayúdale para que pida ayuda

Y, sobre todo, recuérdale que con ayuda puede ser una etapa pasajera que desaparezca con el tiempo.

Hay salida.

Marina Marhuenda

M-34252

Propósitos de nuevo año

Propósitos de nuevo año

Retomamos nuestra actividad en las redes después de las vacaciones de Navidad y nos parece adecuado hablar de los propósitos.

Éstos son aquellas metas u objetivos que, por lo general, nos planteamos al empezar un nuevo año o cambiando un ciclo para conseguir cambios en algún área de nuestra vida. Hay propósitos muy comunes, como el dejar de fumar, aprender un idioma, apuntarse al gimnasio, comer más sano, que, en cierta manera aporta una motivación al nuevo comienzo de año, pero que en ocasiones se quedan incumplidos por el camino.

Por eso, desde el equipo de MásQuePsicología os animamos a que los objetivos no solo sean realistas y personales, sino que además lleven un añadido intronáutico. ¿Y esto qué significa? Que debemos plantearnos los propósitos como un cambio desde nosotros mismos, es decir, animándonos a explorar y reconocer aquello que nos genera malestar y bienestar.

Por ejemplo, ¿alguna vez te has planteado cómo te hablas, cuántos mensajes negativos te dices?

¿Cómo te relaciones con los demás, desde la dependencia o desde el distanciamiento?

¿Te gustaría poder actuar de otra manera pero sientes que no te sale?

¿Crees que tus emociones o pensamientos son adecuados para ti?

Si alguna de estas preguntas te ha hecho reflexionar sobre cuestiones personales, es posible que algo se remueva sobre el modo en el que te estás cuidando a ti mismo.

Cómo sabemos que no es un proceso sencillo, pues depende de la historia de vida, apoyo social y otros factores más, queremos ayudarte en el propósito de autocuidado, por lo que puedes ponerte en contacto con nosotras.

Aprender es un reto.

Rocío Moreno

M-29813

Caramelos de nata: una historia de vejez.

Caramelos de nata: una historia de vejez.

¡Cuánta soledad!

Me dice desde lejos una mujer mayor con un ojo cerrado y una muleta. Mi hija me reclama pero ella quiere iniciar una charla. La han operado de la cadera y de la rodilla. Necesita apoyos para caminar. Vive sola y, queriéndose hacer la cama, se ha resbalado y se ha dado con la barrera de metal que usa para protegerse. Se hizo mucho daño y perdió el conocimiento. Tardó un día en ser encontrada por su hijo que venía a visitarla. Tuvo suerte, coincidía con que era el día de la semana que le tocaba que la vinieran a ver.  Empezó a sollozar mientras me contaba que tenía 3 hijos, que entre ellos no se hablaban por tema de dinero, por lo que no podía disfrutar de una jornada con ellos juntos. Le dedicaban el tiempo que a ellos les sobraba pero vivía con la esperanza de que esto cambiara. Por eso había salido a la calle en un domingo frío, gris y desapacible, para ver si se encontraba con alguno de aquellos que crió y le convencía para subir a comer con ella.

 -¡Mamaaaaa! Me reclamaron.

 – Disculpe, tenemos que marcharnos -dije-. 


Se sacó del bolsillo dos caramelos de nata y se los ofreció a la pequeña.

– Lo siento, la niña no come caramelos.

– Cógemelos, por favor, cómetelos tú.

– Muchas gracias – me los metí en el bolsillo- y… quiero que sepa que es usted una señora admirable.

– A ver hija, qué voy a hacer…

– Que tenga buen día.

– Sí, me voy por ahí a ver si me encuentro con alguien.


Esto podría ser un texto inventado, pero es la reconstrucción de una escena real. En España hay un verdadero problema con la desatención y la soledad de las personas mayores. Cuesta entender que, en el final de la vida, uno tenga que estar sufriendo y acumulando pérdidas y sintiéndose poco importante habiendo dedicado la vida a otros. ¿Tienes algún mayor cerca? ¿Qué te parece si te acercas a visitar, ayudar, entretener y aprender?

Jadra A. Sanz

M-22844

Violencia de género: qué es y en qué nos afecta.

Violencia de género: qué es y en qué nos afecta.

MásQuePsicos, el 25 de noviembre fue el Día Contra la Violencia hacia la Mujer. La violencia de género es todo acto en contra de la mujer, por el simple hecho de ser mujer, que da lugar a un daño físico, sexual o psíquico en donde incluimos las amenazas, la coerción o la privación de la libertad de la mujer, y en última instancia, el asesinato.

¿Por qué debemos tomar conciencia de esto? Porque todos estamos rodeados de mujeres y constantemente recibimos este tipo de actos: en nuestra educación, en la música que escuchamos, en los anuncios… estamos rodeados culturalmente de este tipo de actos sexistas. Es importante entender, que la violencia física no es la única forma de maltrato.

Hay dos formas de reconocer la violencia de género:

  • Mediante el maltrato físico (siendo el más conocido pero no el único) que incluyen golpes, heridas, empujones, bofetadas, tirones de pelo, palizas… Y, finalmente, el asesinato.
  • También mediante el maltrato psicológico: comentarios como “si sales más de las 12, eres una fresca”, desvalorizaciones o desprecios como “eres una puta”, insultos, coacciones por manipulación de los hijos o económicamente y amenazas.

Si sientes que tu pareja:

  • Critica tu forma de pensar o vestir
  • Te asusta decirle que no estás de acuerdo o te asusta cuando se enfada
  • Te amenaza si no haces lo que quiere o amenaza con dejarte
  • Se molesta si sales con algún amigo
  • Anula tus decisiones
  • Te agrede físicamente

Ponte en contacto con nosotras, estaremos encantadas de ayudarte.

Marina Marhuenda

M-34252

Derechos de los niños, adolescentes y factores de protección

Derechos de los niños, adolescentes y factores de protección

¡¡Hola, MásQuePsicos!! El día 20 de Noviembre fue el Día Mundial del Niño

¿Para qué sirve este día?

Para reivindicar la conciencia social, escolar y familiar sobre la protección, seguridad, salud y educación a la que tienen derechos todos los niños del mundo. No podemos olvidar que los niños son los seres más vulnerables, y que sin la presencia de un adulto que les cuide, proteja y genere un vínculo con ellos, pueden llegar a sufrir consecuencias devastadoras en su salud física y psicológica.

Es importante tener en cuenta sus principales derechos:

  • No discriminación: ningún niño debe sufrir injusticia independientemente de su raza, religión, ideales o tendencia sexual.
  • Interés superior: en la toma de decisiones, los adultos deben de tener en cuenta cómo puede esto, afectar a los niños.
  • Vida, supervivencia y desarrollo: cualquier niño tiene derecho a desarrollarse física y psicológicamente para poder alcanzar su máximo potencial en la vida
  • Involucración y participación: atender a las necesidades emocionales y madurativas, de tal manera que se sientan escuchados y apoyados, para que puedan convertirse en adultos sanos

En la película de Billy Elliot por ejemplo, su padre y su círculo social no aceptaban su sueño de ser bailarín, sus valores eran incompatibles, y Billy sufre interna y externamente las consecuencias da esta represión parental y social.

Evitemos el sufrimiento ocasionado por la imposición, la indiferencia o la falta de confianza en los niños. Tenemos la labor de protegerlos, cuidarlos y educarlos, pero muchas veces, son ellos los que nos pueden dar una lección de vida

Rocío Moreno

M-29813

Emociones: Qué son y para qué sirven

Emociones: Qué son y para qué sirven

¿ HAY EMOCIONES BUENAS Y MALAS?

Las emociones son respuestas de nuestro cuerpo que se activan cuando ocurren acontecimientos tanto externos (el niño gritando, mi amiga llorando…) como internos (mis propios pensamientos). La verdadera pregunta es, sabiendo esto, ¿hay emociones buenas y emociones malas?

Lo primero de todo ¿los animales tienen emociones?

Probablemente todos hemos llegado a la conclusión de que sí.

Bien, vamos a centrarnos en aquellas que se suelen llamar “negativas” o “malas”, por ejemplo, el miedo. ¿Por qué creéis que nos paramos en un paso de cebra para dejar pasar a un coche o miramos a ambos lados antes de cruzar, en vez de cruzar siempre sin mirar? ¿Por qué los animales se camuflan con su entorno para no ser vistos? O ¿por qué la gacela huye cuando ve al león aparecer en la sabana? Eso es el miedo MásQuePsicos, y el miedo es una respuesta emocional tremendamente adaptativa y necesaria para nuestra supervivencia, como vemos.

Ahora pasemos al enfado, si nos ponemos a pensar en lo que nos señala el enfado ¿qué pensáis? ¿Nos enfadamos por cosas que no son importantes para nosotros o por las que lo son? El enfado nos indica que algo que es importante para nosotros no está funcionando o no se ha producido como nos gustaría, si no reaccionamos emocionalmente ante un hecho, probablemente es porque ese hecho no es relevante para nosotros.

Lo importante no es si las emociones son positivas o negativas, sino entender que todas ellas son adaptativas y necesarias para nuestra supervivencia y buen funcionamiento. Si tienes algún problema con la gestión de cualquier emoción, no dudes en contactarnos.

Hay salida.

Marina Marhuenda

M-34252