Actitud positiva vs negación emocional

Actitud positiva vs negación emocional

» Todo es cuestión de actitud…»

¿Tú que crees? ¿Te remueve escuchar esta expresión o, por el contrario estás de acuerdo con ella?

En un tiempo en el que el mundo se rige por la cultura del positivismo, desde la psicología la consideramos un tanto arriesgada y peligrosa.

Se sabe que estar muy expuesto a este tipo de mensajes y lemas va a propiciar sentimientos de culpabilidad y responsabilidad en muchas personas que, a pesar de sus intentos y esfuerzos, no sacan a flote un proyecto, o no afrontan una vicisitud, sea ésta de la índole que sea. Cuando se manifiestan frases del tipo “Con buena actitud y una sonrisa, todo se puede” estamos dejando de lado aspectos cruciales de las historias de vida de cada uno.

Por ejemplo:

  • Een qué familia nos hemos criado.
  • Con cuántos miembros.
  • Qué relación había entre ellos.
  • Cómo se expresaban las emociones y se encaraban los conflictos.
  • Así como el tipo de entorno social, entre otros, son de suma importancia y van a determinar si me hundo o no me arredro ante las dificultades.

Al final, la resiliencia, que es esta palabra tan de moda que se refiere a la capacidad de sobreponerse, no es algo con lo que nazcamos ya determinado (como puede ser el color de los ojos) sino algo que se genera ante la exposición. Es decir, es raro que seas resiliente  si no has tenido que enfrentarte a grandes dificultades. Y en cambio, puede que, a base de ir pasando por ellas, hayas ido aprendiendo a sobrellevarlo mejor.


Por lo que, la actitud positiva es algo muy valioso y que ayuda mucho, pero no siempre es una opción. A veces, también es muy necesario abandonarte a esas emociones difíciles de experimentar y transitar un camino oscuro en el que al final quizá si esté ese arcoíris maravilloso que tanto nos venden.


Sabes que puedes contar con nosotras.

Hay salida.

Jadra A. Sanz

M-22844