MARÍA

Soy graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, y cuento con dos títulos de Máster en Psicología General Sanitaria y Especialización Terapéutica por la Universidad Pontificia de Comillas. Además de especializarme en estos campos, cuento con grandes conocimientos en el terreno de los cuidados paliativos, la intervención en procesos de separación o divorcio, y el tratamiento de trastornos del comportamiento alimentario.

Cuento también con una gran implicación social, que me ha llevado a trabajar en Kenia, impartiendo talleres de Empoderamiento de la Mujer. Asimismo, he trabajado como voluntaria en hospitales públicos, acompañando a pacientes oncológicos en su desahogo emocional.

Además, he podido desarrollarme y nutrirme desde diferentes enfoques y en diferentes áreas, tengo amplia formación en el apoyo escolar, en formaciones grupales, tanto a docentes, como a equipos de orientación, a los propios padres y a los alumnos. Trabajando problemáticas diversas adaptas a las necesidades del grupo en cada momento. 

Entre mis investigaciones más recientes, destaca un estudio sobre oncología pediátrica, para estudiar principales diferencias entre niños hospitalizados y niños sin patología médica (oncológica) y de ahí desarrollar programas para reducir riesgos y potenciar recursos en esta población. Además de una colaboración en el proyecto de investigación “Violencia en las relaciones de noviazgo”, dirigido desde la Universidad Autónoma de Madrid.

La psicología clínica, es el ámbito donde ejerzo mi profesión y así puedo guiar a las diferentes personas con las que trabajo a tener una vida lo más funcional, sana y satisfactoria posible.

El ser humano es resiliente, es decir, tiene la capacidad de adaptarse al cambio y poder aprender incluso de las situaciones más complicadas; con la maravillosa capacidad de sobreponerse en los momentos de adversidad. Desde el proceso terapéutico potenciarás esta capacidad que posiblemente ya tienes para poder superar momentos vitales complicados a través de todas las potencialidades y fortalezas que posees. 

Por lo tanto, para mi el proceso terapéutico es el camino donde a través de tus propias fortalezas disminuyen tus dificultades. Estamos deseando poder ayudarte cuando estés preparado. ¿Nos cuentas?